• Ocaso 2
      

Ocaso 2 (2009)

Aunque esta artista valenciana se autodefine como pintora, durante su carrera también ha explorado los limites artísticos de la instalación, el land art y la escultura.  Considera estos medios como un complemento a la expresión pictórica y se siente atraída por los retos que le plantea el espacio. Lejos de improvisar, tanto sus instalaciones como su pintura están muy meditadas, y poseen un gran rigor analítico y orden geométrico, ligados a la luz, el color, el espacio y la poesía.

Respecto a esta obra de la Colección Iberdrola, pertenece a una serie que la artista inició en 2007 cuando comenzó a visitar y a tomar fotografías de los secaderos de tabaco que pueblan la Vega de Granada. Son rudimentarias arquitecturas, realizadas con materiales pobres como ladrillo, cañas, paja o tablones de madera. Esta tipología constructiva tiene grandes celosías usadas para airear el espacio interior, que provocan efectos lumínicos muy similares a los buscados por Soledad Sevilla en muchas de sus obras, tamizando y multiplicando la luz. La artista recreó estos secaderos de diferentes formas, con relieves de papel, neopreno o metal en la escultura, y con vigorosos trazos y ricos colores en la pintura.