• Nocturno Bilbao 1
      

Nocturno Bilbao 1

La serie de fotografías realizadas por Ballester desde la altura de Torre Iberdrola ofrece la contemplación de un Bilbao inédito hasta la construcción de dicho edificio. Nos es permitido ver ahora desde un emplazamiento y con una perspectiva nueva lo que conocíamos al ras de sus calles, de modo que la ciudad, siendo la misma, parece diferente. Así, podemos contemplar otra cara desconocida de una ciudad que tiene –como todas las que están animadas con una fuerza interior– infinitos rostros.


La ciudad, así, en un día limpio y despejado, ofrece la imagen de un organismo activo y disciplinado, regulado por un funcionamiento que de cerca se muestra racional y rígido, pero que en la distancia ofrece muestras emocionales e imprevistas. La ciudad comunica fuerza vital y claridad de ideas, pero también la oscura incertidumbre de un horizonte invisible. La noche que se cierne sobre la ciudad, no obstante, es manto de protección, de ningún modo amenazador. La ciudad se manifiesta confiada en su orden y su luz.

La ciudad contemplada por José Manuel Ballester posee un orden y una luz interiores. La zonificación es clara: en la parte más cercana, la verde extensión de unos jardines atravesados por senderos destinados al paseo y el descanso; en la parte intermedia, la retícula planificada de calles por donde circula la energía que vivifica el latido urbano; y en la parte superior, la naturaleza agreste de unas montañas sumergidas en la noche. El reparto de la luz se ajusta a las diferentes zonas: puntual y dispersa sobre el césped, fría y ordenada a lo largo de las calles más cercanas hasta hacerse cálida y dispersa en los barrios más distantes, y finalmente carencia absoluta de luminosidad al fondo.

 
Barrio de colores. Berlín
2004
Nocturno Bilbao 2
2013
Nocturno Bilbao 2015
2015