• kneeling figure
      

kneeling figure

  •   Juan Muñoz
  •  1996
  •   Poliéster, resina, tela y pigmento, 101,6 x 50,8 x 53,3 cm

La recuperación de la figura humana para la escultura contemporánea fue una de las más llamativas y vivificantes aportaciones de Juan Muñoz. Hasta que él lo hizo, esa figura era un residuo peyorativo de épocas superadas, un recurso formal lastrado de academicismo y, por tanto, negado por las vanguardias. Sin embargo, el peso de una historia que ha tenido al cuerpo como asunto central de la reflexión artística revivió en Muñoz de una manera radicalmente original y vinculada a su tiempo. Estos individuos de facciones achinadas y blanco cromatismo, indistintamente para su carne y sus ropajes, adoptando gestos de una cotidianeidad de intrascendente apariencia, con sonrisas que oscilan entre la afabilidad y el asombro, parecen hablarnos de una comunidad nueva en la historia, semejantes entre sí pero distintos, igualitarios de aspecto pero matizados, confiables pero ajenos a nosotros..., una comunidad de individuos discretos que, como éste, espera pacientemente que algo acontezca.